Seguidores

viernes, 5 de febrero de 2010

Hacemos un Milhojas

Dicen que lo prometido es deuda, así que aprovechado que una amiga me ha encargado un collar en el que tengo que utilizar un dibujo que no tengo hecho, he decidido preparar este tutorial, que espero, sea el primero de muchos.
He decidido comenzar con este porque es uno de los facilitos con los que podemos empezar a trabajar la arcilla polimerica y los materiales que necesitamos para ello, los tenemos todas en casa.

Asi pues, vamos a empezar.

MATERIALES NECESARIOS


Para hacer nuestro milhojas vamos a necesitar:

1º.- Al menos dos colores diferentes de arcilla polimérica. Para este proyecto yo utilizo la marca fimo, y tres colores, negro, plata y un tercer color que he obtenido de mezclar en proporción dos a uno, negro y plata. El efecto que deseo conseguir es un rallado finito muy negor, pero para dar rompero la monotonía del negro he decidido utilizar color plata que emplearé en una proporción menor.

Vosotras. podeis hacerlo solo con dos colores si es vuestro gusto.

2º.- Un rodillo para amasar y hacer las laminas o bien, si disponeis de ella, una máquina laminadora. Para empezar, nos sobra con el rodillo. Yo tengo uno de madera de los que usamos habitualmente en la cocina, eso si, si lo utilizais para trabajar la arcilla polimérica, no volvais a usarlo para cocinar. Esta es una regla de oro cuando se trabaja con las arcillas polimericas, nunca usar una herramienta que hayamos empleado para trabajar la arcilla en la elaboración de alimentos.

3º.- Un cuter, cuchilla o cuhillo. Yo en concreto utilizo una cuchilla especial para trabajar la arcilla polimérica, pero empecé utilizando un cuter como el que veis en la fotografía.

4º.- Una regla. La que yo empleo es metalica, jajaja, se la robe a mi marido, pero sirve cualquier regla que tengais por casa.

5º.- Vuestras manos, un poquito de paciencia y mucha ilusión.

Un consejo

Cuando trabajeis con arcilla polimérica tener siempre a mano un paquete de toallitas porque la arcilla mancha las manos y la superficie de trabajo, y podeis manchar vuestra arcilla.

EMPEZAMOS

Lo primero que debemos hacer es acondicionar nuestra arcilla, esto es, la amasamos y estiramos entre nuestras manos y dedos para ablandarla y poder trabajarla mejor. La marca fimo, y en concreto Fimo Shoft, es más blanda que otras como Premo o Kato, así que no nos costará mucho dejarla blandita par poder manipularla mejor.


Una vez acondicionada y alcanzado el grado de dureza que nos permitar manipularla con facilidad, la colocamos sobre nuestra superficie de trabajo ( yu uso en muchas ocasiones un azulejo grande, pero en esta ocasión directamente sobre la mesa de mi cocina que por supuesto limpiaré y desinfectaré a conciencia una vez que haya terminado), tomamos nuestro rodillo, y hacemos una lámina del grosor que deseemos. En este caso de unos 3mm. Si disponemos de máquina laminadora, simplemente pasamos nuestra arcilla por nuestra máquina, en este caso en su posición más gruesa.


Repetimos las operaciones anteriores con el resto de colores que vayamos a utilizar, procurando, si queremos que nuestro milhojas tenga un aspecto uniforme que el grosor de las láminas sea el mismo.

En mi caso y para este proyecto, no quiero que uno de los colores que utilizo tenga la misma presencia que los otros dos en la composición final, así que he hecho una lámina mucho mas delgada.

Aquí teneis mis tres láminas preparadas para empezar con el montaje.

A CONTINUACIÓN

Una vez preparadas nuestras laminas tomamos nuestro cuter o cuchila y le damos forma rectangular contando para ello los bordes como veis en las imagenes siguientes






Ahora tenemos un rectangulo perfecto.



No olvideis que los restos que habeis cortado de vuestra lamina para obtener el rectangulo los podreis usar para otros fines. La arcilla no se tira, todo se puede volver a utilizar siempre y cuando no la hayamos cocido.

Repetimos esta operación, nuevamente con el resto de láminas que tenemos preparadas.

EMPEZAMOS A APILAR

Ahora ponemos sobre una de nuestras laminas, la otra lámina que tenemos preparada, aplanamos suavemente con nuestras manos para que se pequen y el resultado debe ser el que vemos en esta foto.

Si una de vuestras láminas es mayor que la otra, no os preocupeis, apoyais sobre la mesa con la lámina que sobresale abajo y con vuestro cuter, siguiendo las lineas de la lámina menor, ajustais las dos láminas a la misma medida.

Ya tenemos las dos primeras hojas de este mil hojas, ahora simplemente cortar ya apilar como en la foto, así que tomamos nuestra regla, la colocamos junto a nuestras láminas ya montadas, medimos y cortamos a la mitad. La regla nos permite calcular con más exactitud el centro o la mitad de las mismas.


Ahora, volvemos a tener dos láminas, cada una de las cuales tiene a su vez otras dos.



Asi que volvemos a poner una lámina sobre la otra teniendo en cuenta que para conseguir el efecto rayado debemos de seguir el orden adecuado. En este caso yo tengo abajo el negro, así que sobre la capa de arriba que es gris marengo, coloco la cara negra de mi otra lámina. Ahora mi mil hojas tiene cuatro láminas



A POR EL EFECTO ESPECIAL

Bueno, como os he dicho, en este mil hojas quiero conseguir un efecto especial, así que es el momento de introducir mi tercer color que como también os he dicho es una lámina mucho más fina de color plateado.

Si vosotras quisierais utilizar tres colores con una presencia uniforme en el resultado final, debereís colocar la tercera lámina encima de las otras dos, antes de cortar por primera vez la pila de láminas. Este no era mi caso, así que la introduzco ahora.

Coloco mi pila de láminas sobre mi tercer lámina de color y con el cuter la corto a la medida de las demás tal y omo se observa en la foto

Aquí está el resultado. Podeis ver los diferentes colores, y como esta última capa que he puesto es de menor grosor.


VOLVEMOS A CORTAR Y APILAR

Nuestro milhojas no tiene aun suficientes capas, así que repetimos la operación anterior, lo colocamos junto a nuestra regla para calcular la mitad

y cortamos


Ahora, volvemos a tener dos pilas de láminas.


Tomamos una de ellas y la colocamos sobre la otra. Recordar que debeis respetar el orden de colores, así que en este caso, la cara de abajo de una de nuestras láminas (el color negro) lo colocamos sobre la cara de arriba de nuestra otra lámina (el color plata).

Presionamos suavemente para compactar las capas y este es el resultado.



Si queremos más rayas, sólo tenemos que repetir estos pasos anteriores tantas veces como queramos. pero yo creo que ya tengo suficientes hojas, asi que no vuelvo a dividir más el bloque, simplemente le agrego encima de la pila y por este orden, una nueva lamina negra y otra gris que he hecho con los restos que sobraron al preparar las láminas iniciales y las ajusto al tamaño del bloque tal y como lo he hecho al añadir la lámina color plata. Yo hago esto porque busco un efecto un poco especial, pero vosotras no tendreís porque hacerlo.

Y AHORA A REDUCIR

Necesito conseguir que las rayas de mi mil hojas sean más finitas, así que para conseguirlo hay que reducir nuestro bastón. Para ello vamos presionando nuestra pila con suavidad por la cara de arriba y la de abajo, de este modo conseguiremos no sólo que las diferentes capas que hemos ido poniendo se compacten sino que además veremos como nuestro bastón se va haciendo más largo.

Si observais las fotos vereis que presiono un poco sobre los lafos para contrarestar un poco el exceso de presión que pudiera hacer sobre la cara superior, porque cuando reducimos un baston es importante que lo hagamos con calma y tomandonos nuestro tiempo, si no, corremos el peligro de que se nos deforme el dibujo que hemos creado.

Presionamos también sobre las caras del dibujo.



Y vamos observando los resultados de nuestra reducción mientras buscamos el efecto final que queremos lograr.



Yo sigo reduciendo, ahora cojo mi bastón por ambos estremos y con suavidad retuerzo a un lado y al otro al tiempo que tiro de ambas lados en sentido opuesto.



Ahora creo que ya esta.




LISTA PARA UTILIZAR

Para comprobar que el grosor de mis rayas es el que quiero, apoyo el bastón sobre la mesa y con mi cuter, coto una rebanada, tal y como veis en la fotografía, de este modo también alisamos el dibujjo y estará listo para ser utilizado.



Aquí está el resultado final de nuestro trabajo, ya hemos eliminado esos sobrantes que se forman al reducir el baston, y nuestro dibujo es perfecto, así que estamos preparados para utilizarla en nuestros proyectos. Simplemente, tendremos que ir cortando rebanadas del bloque, e ir aplicandolas sobre la base que deseemos decorar.



Aquí podeis ver con claridad el resultado y como se distinguen con total claridad nuestras rayas, capas u hojas.



UNOS CONSEJOS FINALES

Antes de utilizar vuestro bastón o murrina, y una vez que la habeís terminado, os aconsejo que la metais un rato en la nevera o en el congelador. De este modo, cuando corteis vuestras rebanadas, se deformará menos el dibuo por la presión que ejerceis al realizar el corte.

Si en ese momento no lo vais a utilizar, envolver vuestro bastón en un trozo de papel film transparente y guardar hasta el momento de ser utilizada en un lugar fresco y apartado de la luz. El calor hace envejecer vuestra arcilla y se termina por volver dura y quebradiza, al ser poco maleable se dificulta en trabajo posterior y los resultados finales de nuestras piezas no serán los deseados.

Yo particularmente guardo todas mis murrinas en el frigorifico, y aunque pasen algunos meses entre uso y uso, se conservan en perfectas condiciones.

Espero que este tutorial os resulte ameno y divertido y que disfruteis tanto practicandolo, como yo lo he hecho mientras lo hacia.

Besos a todas y buena suerte.


Image Hosted by ImageShack.us

4 comentarios:

Mara dijo...

Felicitaciones, muy claro el tutorial!!!

becky dijo...

que bien explicadito¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ estaba deseando que pusieras uno de tus tutoriales,asi expplicadito seguro que incluso yo puedo,en estos dias lo pondre en practica,muchas gracias

DANGELES dijo...

Gracias chicas. He intentando hacerlo lo más clarito posible y con muchas fotografías para que se entienda mejor. Tutoriales como este hay mucho en la red, pero yo hecho de menos en casi todos una explicación algo más detallada, y sobre todo más fotografías. Mejor pasarse que no quedarse corto.
Becky, estoy preparando uno para explicar como utilizar la murrina, que espero que también te sirva.
Un beso

pajarita roja dijo...

quiero empezar con el fimo y me ha resultado muy util tu tutorial, gracias

Quizas te interese

Related Posts with Thumbnails